Alberto durero obras de arte

Alberto durero obras de arte

Biografía de alberto durero

En el caso de que cambies de opinión o, simplemente, la obra no te convenza después de recibir tu pedido, tienes un plazo de devolución/cambio de 14 días sin costes adicionales, a partir del día siguiente a la recepción del pedido.
Ten en cuenta que se trata de obras de arte, por lo que pueden estar en una exposición (en realidad, ¡esto es genial!). Las obras que están en una exposición suelen aparecer como «no disponibles». En el caso de que la obra se haya puesto a la venta, hay que tener en cuenta que el artista tendría que gestionar con la organización de la exposición la devolución de la obra para poder realizar el envío.
Tratamos con obras de arte, un producto único y exclusivo, y queremos que usted también lo sienta así, por ello, nuestro principal objetivo es ofrecer un servicio de atención al cliente personalizado y cercano. Estamos a su disposición en todo momento. Si tienes cualquier inquietud, duda sobre tu pedido o por cualquier motivo que necesites ponte en contacto con nosotros

Alberto durero obras de arte 2021

Albrecht Durer (1471 – 1528) fue un pintor, grabador y teórico alemán de Núremberg. Entre sus obras aún famosas se encuentran las xilografías del Apocalipsis, El caballero, la muerte y el diablo (1513), San Jerónimo en su estudio (1514) y Melencolia I (1514), que ha sido objeto de amplios análisis e interpretaciones. Sus acuarelas le sitúan como uno de los primeros paisajistas europeos, mientras que sus ambiciosas xilografías revolucionaron el potencial de ese medio. La introducción por parte de Durero de los motivos clásicos en el arte del Norte, gracias a su conocimiento de los artistas italianos y de los humanistas alemanes, ha asegurado su reputación como una de las figuras más importantes del Renacimiento del Norte. Esto se ve reforzado por sus tratados teóricos, que incluyen principios de matemáticas, perspectiva y proporciones ideales.
Sus grabados consolidaron su reputación en toda Europa cuando aún tenía veinte años, y desde entonces se le considera convencionalmente como el mayor artista del Renacimiento en el norte de Europa.

Alberto durero, autorretrato

En 1515, creó su xilografía de un rinoceronte que había llegado a Lisboa a partir de una descripción escrita y un boceto de otro artista, sin haber visto nunca al animal. Se trata de una imagen del rinoceronte indio, que tiene tanta fuerza que sigue siendo una de las más conocidas y que todavía se utiliza en algunos libros de texto de ciencias de las escuelas alemanas en el siglo pasado[9]. En los años que preceden a 1520 realizó una amplia gama de obras, entre las que se incluyen los bloques de madera para las primeras cartas estelares impresas en Occidente en 1515[22] y retratos al temple sobre lino en 1516. Sus únicos experimentos con el aguafuerte se produjeron en este periodo, produciendo cinco en 1515-1516 y un sexto en 1518; una técnica que pudo haber abandonado por ser inadecuada para su estética de forma metódica y clásica[23].
La obra es menos prospectiva que sus otros trabajos, y pronto fue eclipsada por la teoría italiana de la fortificación poligonal (la traza italiana – ver Bastion fort), aunque sus diseños parecen haber tenido cierta influencia en las tierras del este de Alemania y hasta los Estados Bálticos.

Hechos de alberto durero

En 1515, creó su xilografía de un rinoceronte que había llegado a Lisboa a partir de una descripción escrita y un boceto de otro artista, sin haber visto nunca al animal. Se trata de una imagen del rinoceronte indio, que tiene tanta fuerza que sigue siendo una de las más conocidas y que todavía se utiliza en algunos libros de texto de ciencias de las escuelas alemanas en el siglo pasado[9]. En los años que preceden a 1520 realizó una amplia gama de obras, entre las que se incluyen los bloques de madera para las primeras cartas estelares impresas en Occidente en 1515[22] y retratos al temple sobre lino en 1516. Sus únicos experimentos con el aguafuerte se produjeron en este periodo, produciendo cinco en 1515-1516 y un sexto en 1518; una técnica que pudo haber abandonado por ser inadecuada para su estética de forma metódica y clásica[23].
La obra es menos prospectiva que sus otros trabajos, y pronto fue eclipsada por la teoría italiana de la fortificación poligonal (la traza italiana – ver Bastion fort), aunque sus diseños parecen haber tenido cierta influencia en las tierras del este de Alemania y hasta los Estados Bálticos.