Centenario museo del prado

Centenario museo del prado

Centenario museo del prado online

El Museo del Prado presenta la exposición que conmemora el quinto centenario de la muerte de El Bosco (hasta el 11 de septiembre de 2016) y que supone una oportunidad irrepetible de contemplar un notable conjunto de obras compuesto por los ocho cuadros originales del artista que se encuentran en España junto a otros cedidos por colecciones y museos de todo el mundo. Se trata del mayor número de obras del Bosco jamás reunidas, creadas por uno de los artistas más enigmáticos e influyentes del Renacimiento. Por ello, la exposición animará a los visitantes a profundizar en su personal visión del mundo a través de la espectacular instalación en la que los trípticos más importantes del Bosco se muestran exentos para que sean visibles tanto los anversos como los reversos.
«El Bosco. Exposición del V Centenario» se centra en las obras originales del artista y se divide en siete secciones. La primera, «El Bosco y ‘s-Hertogenbosch», sitúa al visitante en la ciudad donde el artista vivió durante toda su vida. Dado el carácter monográfico de esta exposición y debido a la dificultad de establecer una cronología de las obras del Bosco, su producción se ha dividido en seis secciones temáticas: «La infancia y el ministerio de Cristo»; «Los santos; del paraíso al infierno»; «El jardín de las delicias»; «El mundo y los hombres: Pecados mortales» y obras no religiosas; y «La Pasión de Cristo».

Comentarios

El Prado se suma a las celebraciones del V centenario de la muerte del Bosco (ca. 1450-1516) con una gran exposición monográfica que reúne más de sesenta obras del pintor procedentes de diversas instituciones españolas y extranjeras. Tendrá lugar de mayo a septiembre de 2016 en las salas de exposiciones del edificio de los Jerónimos.
Se trata de la exposición más importante que se ha realizado sobre el artista y en ella se podrán contemplar los principales trípticos del Bosco, como el excepcional Tríptico de la Tentación de San Antonio, cedido por el Museu Nacional de Arte Antiga de Lisboa.El Prado colabora con el Noordbrabants Museum de Hertogenbosch, ciudad natal del artista, en este proyecto, que cuenta con el patrocinio de la Fundación BBVA

Imágenes del jardín de las delicias

Barranquilla, ciudad ubicada en una latitud geográfica intertropical en la margen izquierda de la desembocadura del río Magdalena, se constituye como un conglomerado de piezas debido a sus procesos de urbanización. Procesos que iniciaron un acelerado desarrollo urbano durante las primeras décadas del siglo XX, sin que existiera un Plan Urbano para el ordenamiento de su vasto territorio. En ausencia de éste, se trazan barrios burgueses para destinar a los inmigrantes europeos al tiempo que aparecen espontáneamente otros barrios informales para destinar a los inmigrantes locales y regionales.Entre los barrios burgueses destaca el barrio de El Prado, desarrollado según los principios urbanísticos del Movimiento Moderno, siguiendo el modelo de Ciudad Jardín, constituye el principal hito urbano de la ciudad en el siglo XX.
Es así como El Prado se planifica con un trazado urbano continuo y se construyen en cada uno de sus predios, casas y edificios de estilos arquitectónicos como los construidos en las ciudades norteamericanas y británicas. Entre estas edificaciones, hoy patrimoniales, se destacan: la construcción de cincuenta y cuatro casas aisladas para la élite barranquillera, el Hotel El Prado y la apertura del Country Club.El paso del tiempo ha generado transformaciones funcionales en el barrio El Prado que han modificado sus símbolos e imaginarios. Sin embargo, la declaración como Bien de Interés Cultural de la Nación, a través de la Resolución 0087 del 2 de febrero de 2005, ha impedido la modificación estructural de sus piezas arquitectónicas patrimoniales, de los antejardines, de los patios y de la mayoría de las especies vegetales, así como del trazado urbano.

Wikipedia

Hace 500 años moría una de las figuras más enigmáticas, brillantes y fascinantes de la historia del arte, Jeronimus van Aeken, nacido en Hertogenbosch (Holanda), en vida fue conocido por el apodo de El Bosco.
Ahora, el museo más importante de España, el Museo del Prado, ofrece la mayor exposición del genio con motivo del V centenario de su muerte, una ambiciosa muestra comisariada por Pilar Silva, Jefa del Departamento de Pintura Española (1100-1500) y Pintura Flamenca, que incluye obras procedentes del Museo Albertina y el Kunsthistorisches Museum de Viena, el Museo de Bellas Artes de Boston, el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, la National Gallery de Washington, el Musée du Louvre de París, el Museale Polo Veneto de Venecia o el Museo de Arte Antiguo de Lisboa. En total, 65 obras de arte, de las cuales 25 se han atribuido al Bosco, nueve a su taller y las demás a artistas de la época.
Debido a la complicación del orden cronológico de la vida y la obra del artista holandés, la muestra se divide en 6 secciones temáticas: Infancia y vida pública de Cristo, Los santos, Del paraíso al infierno, El jardín de las delicias, El mundo y el hombre: Pecados capitales y obras profanas, y La Pasión de Cristo. Las secciones abarcan desde sus primeros paisajes de su ciudad natal y sus inicios con otros pintores flamencos de la época, hasta su influencia en el arte del siglo XVI con el epílogo «Después del Bosco». Una oportunidad para disfrutar de piezas excepcionales como el ‘Tríptico de las tentaciones de San Antonio’, la ‘Adoración de los Reyes Magos’, El carro de heno y, por supuesto, El jardín de las delicias.