Museo arqueológico nacional madrid

Museo arqueológico nacional madrid

Museo arqueológico nacionalmuseo en atenas, grecia

El Museo Arqueológico Nacional (MAN) es un museo de Madrid, España. Está situado en la calle de Serrano, junto a la Plaza de Colón, y comparte edificio con la Biblioteca Nacional de España.
El museo fue fundado en 1867 por un Real Decreto de Isabel II como depositario de las colecciones numismáticas, arqueológicas, etnográficas y de artes decorativas de los monarcas españoles. La creación del museo fue anterior a una propuesta no materializada de la Real Academia de la Historia en 1830 para crear un museo de antigüedades[2].
Tras una reestructuración de la colección en la década de 1940, sus antiguas piezas relativas a la sección de Etnografía Americana fueron trasladadas al Museo de América, mientras que otras piezas procedentes del extranjero fueron destinadas al Museo Nacional de Etnografía y al Museo Nacional de Artes Decorativas[4].
Su colección actual se basa en piezas de la Península Ibérica, desde la Prehistoria hasta la Primera Edad Moderna. Sin embargo, también cuenta con diferentes colecciones procedentes de fuera de España, especialmente de la Antigua Grecia, tanto de la metropolitana como, sobre todo, de la Magna Grecia, y, en menor medida, del Antiguo Egipto, además de «un pequeño número de piezas» de Oriente Próximo[5].

Wikipedia

Si tiene una tarde libre, considere pasarla en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Fundado por Real Decreto de Isabel II en 1867, este museo se encuentra en un espléndido edificio neoclásico del siglo XIX, junto a la plaza de Colón, y cuenta con una excelente colección de piezas prehistóricas, ibéricas, romanas, griegas, celtas, visigodas, musulmanas y cristianas.
Destacan las esculturas ibéricas: el busto de la Dama de Elx, del siglo IV a.C.; la Dama de Baza, una estatuilla de piedra caliza también del siglo IV a.C.; y la extraña Bicha de Balazote, estatua del siglo VI a.C. que parece un cruce entre una cierva y un caracol.
También se puede admirar aquí parte del Tesoro de Guarrazar: 26 coronas votivas y cruces de oro ofrecidas por los reyes visigodos a la Iglesia Católica Romana en el siglo VII d.C., y el Crucifijo de Fernando y Sancha, una cruz de marfil elaborada en 1063, la primera cruz conocida que lleva el cuerpo de Cristo. También merece la pena ver los tarros de cerámica con forma de campana, que datan de hace más de 4.000 años, encontrados en excavaciones en Madrid.

Wikipedia

El Museo Arqueológico Nacional (MAN) es un museo de Madrid, España. Está situado en la calle de Serrano, junto a la Plaza de Colón, compartiendo edificio con la Biblioteca Nacional de España.
El museo fue fundado en 1867 por un Real Decreto de Isabel II como depositario de las colecciones numismáticas, arqueológicas, etnográficas y de artes decorativas de los monarcas españoles. La creación del museo fue anterior a una propuesta no materializada de la Real Academia de la Historia en 1830 para crear un museo de antigüedades[2].
Tras una reestructuración de la colección en la década de 1940, sus antiguas piezas relativas a la sección de Etnografía Americana fueron trasladadas al Museo de América, mientras que otras piezas procedentes del extranjero fueron destinadas al Museo Nacional de Etnografía y al Museo Nacional de Artes Decorativas[4].
Su colección actual se basa en piezas de la Península Ibérica, desde la Prehistoria hasta la Primera Edad Moderna. Sin embargo, también cuenta con diferentes colecciones procedentes de fuera de España, especialmente de la Antigua Grecia, tanto de la metropolitana como, sobre todo, de la Magna Grecia, y, en menor medida, del Antiguo Egipto, además de «un pequeño número de piezas» de Oriente Próximo[5].

Museo sorolla

Descubre la historia desde otro punto de vista gracias a las visitas virtuales que ofrece el Museo Arqueológico Nacional MAN. Muévete por las diferentes salas y déjate sorprender por los diferentes recorridos llenos de conocimientos e información arqueológica. ¡Aquí vamos!
Siguiendo en nuestra línea de disfrutar virtualmente de los tesoros que albergan los museos más importantes de la región, ahora le toca el turno al Museo Arqueológico Nacional, una institución pública, cuyo objetivo no es otro que ofrecer a sus visitantes una visión rigurosa e interesante del significado de los objetos que pertenecieron a diferentes pueblos españoles y del área mediterránea, desde la Antigüedad hasta nuestros días.
Ubicado desde sus inicios en el Palacio de Biblioteca y Museos Nacionales, salvo desde 1867 hasta 1893 en que lo ocupó provisionalmente el Casino de la Reina, se encuentra en el Paseo de Recoletos, eje del arte por excelencia, en un edificio cuya construcción tardó más de treinta años en completarse.