Como funciona el irpf

Irpf calculadora

Sin duda, uno de los principales impuestos que se pagan en España y en cualquier otro país. Y debido a esa universalidad, el IRPF puede ser uno de los impuestos más complicados que existen. Y esto genera muchas dudas. ¿Cuánto hay que pagar de IRPF en España? ¿Tengo que pagar dos veces si también pago este impuesto en mi país de origen? ¿Existen exenciones o bonificaciones? En este artículo encontrará las respuestas a estas preguntas y más información útil que le ayudará a optimizar el pago del IRPF como expatriado.
El impuesto sobre la renta, también llamado IRPF («impuesto sobre la renta de las personas físicas») en español, es un impuesto directo que se aplica a la diferencia entre los ingresos obtenidos por una persona física menos los gastos que pueden ser deducibles según el sistema fiscal español.
Pero este pago es un poco más complejo que eso. Según su situación concreta, el porcentaje a pagar será diferente. No es lo mismo ser residente o no residente: los porcentajes varían.
Además, en función de tu trabajo, actividad o situación personal, es posible reducir el pago del impuesto sobre el salario. Así que sí, no hay una solución única para todos. Pero no se preocupe: ahora cubriremos todo lo que necesita saber.

Significado del irpf

Sin duda, uno de los principales impuestos que se pagan en España y en cualquier otro país. Y debido a esa universalidad, el IRPF puede ser uno de los impuestos más complicados que existen. Y esto genera muchas dudas. ¿Cuánto hay que pagar de IRPF en España? ¿Tengo que pagar dos veces si también pago este impuesto en mi país de origen? ¿Existen exenciones o bonificaciones? En este artículo encontrará las respuestas a estas preguntas y más información útil que le ayudará a optimizar el pago del IRPF como expatriado.
El impuesto sobre la renta, también llamado IRPF («impuesto sobre la renta de las personas físicas») en español, es un impuesto directo que se aplica a la diferencia entre los ingresos obtenidos por una persona física menos los gastos que pueden ser deducibles según el sistema fiscal español.
Pero este pago es un poco más complejo que eso. Según su situación concreta, el porcentaje a pagar será diferente. No es lo mismo ser residente o no residente: los porcentajes varían.
Además, en función de tu trabajo, actividad o situación personal, es posible reducir el pago del impuesto sobre el salario. Así que sí, no hay una solución única para todos. Pero no se preocupe: ahora cubriremos todo lo que necesita saber.

Tipos impositivos del irpf

Sus obligaciones fiscales son diferentes según sea usted residente fiscal en España o en el extranjero. Los contribuyentes que son residentes fiscales en España tributan por su renta mundial. En cambio, los contribuyentes residentes en el extranjero sólo tributan en España por las rentas que se consideran obtenidas en territorio español. En ambos casos, la tributación debe tener en cuenta las disposiciones de cualquier convenio de doble imposición aplicable.
Las personas físicas residentes a efectos fiscales en territorio español deben tributar por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El año fiscal coincide con el año natural, sin interrupción por cambio de residencia. Por tanto, una persona física es residente o no residente durante todo el ejercicio fiscal.
Las personas físicas y las entidades que no son residentes en territorio español pero que obtienen una renta en él deben pagar el Impuesto sobre la Renta de no Residentes (IRNR). La forma en que se impone este impuesto depende de si la renta se obtiene a través de un establecimiento permanente situado en territorio español o sin dicho establecimiento permanente .

Irpf españa 2021

Los no residentes están sujetos a este impuesto por cualquier ingreso que se produzca en España, como los depósitos de dinero en un banco español, la posesión de una propiedad en España o la recepción de ingresos de una actividad empresarial en España.
Los propietarios de inmuebles tributan anualmente por sus rentas inmobiliarias. La base imponible es el valor catastral de la propiedad (valor catastral), que se puede encontrar en cualquier recibo del I.B.I que se emite una vez al año. El tipo de la base imponible es el 24% de un 2% del valor catastral para los ciudadanos no comunitarios, y el 19% de un 2% del valor catastral para los ciudadanos comunitarios.
Existen tratados de doble imposición para evitar la doble imposición. Cuando no hay tratado con su país de origen, puede deducir el impuesto extranjero pagado; también se puede aplicar la compensación extranjera. Su abogado español puede calcular esta cantidad para usted.
Ciertos gastos deducibles, como las deducciones por cuidado de familiares dependientes, hijos, las cantidades pagadas por la compra de una vivienda o las cuentas abiertas a tal efecto («cuentas vivienda») pueden reclamarse en la declaración anual de la renta.