Situacion economica del banco popular

Gian c piavanetti, del banco popular, habló de

El Banco Popular es el principal banco especializado en microfinanzas de Honduras. Ofrece préstamos, depósitos, transferencias de dinero y otros servicios financieros a las micro y pequeñas empresas privadas y a sus propietarios, así como a los estratos de menores ingresos de la población hondureña en general.
Inició sus actividades en 2004 como Asociación de Ahorro y recibió la licencia de banca comercial de la Comisión Bancaria de Honduras en 2008. Actualmente, el banco opera desde 28 sucursales con presencia en 13 de los 18 departamentos de Honduras.
BIO es accionista del Banco Popular desde 2008, cuando invirtió junto con varias otras IFD con el objetivo de ayudar a la institución en su transformación en un banco comercial especializado en microfinanzas. Desde entonces, BIO ha participado en tres ampliaciones de capital en 2009, 2015 y 2017. BIO también ha apoyado al banco con 2 proyectos de asistencia técnica para reforzar las operaciones de crédito y servicios bancarios.

El consejero delegado del banco popular dominicano se convierte en signatario de

Solicitud de informaciónPor favor, utilice este formulario para solicitar información o documentos que no haya podido encontrar en nuestro sitio web. Se recomienda encarecidamente presentar una solicitud por tema / proyecto a la vez.
El Banco Popular Dominicano se une al Programa de Facilitación de la Financiación del Comercio (TFFP) del BID, abriendo una línea de crédito de hasta 50 millones de dólares. Esta línea permitirá al Banco Popular impulsar los sectores empresariales de importación y exportación dominicanos. Con esta incorporación, el BID Invest fortalece la red de bancos corresponsales en la República Dominicana y refuerza su objetivo de promover el crecimiento económico en América Latina y el Caribe.
Ambas instituciones también acordaron trabajar conjuntamente para promover el desarrollo de las finanzas verdes en la República Dominicana, lo que contribuirá a mejorar y ampliar la ya existente cartera financiera sostenible del Banco Popular.
«Estamos muy orgullosos de contar con el Banco Popular en nuestro Programa TFFP. La apertura de esta línea de crédito demuestra nuestro compromiso con el aumento de la productividad y la integración de los mercados en toda la región, especialmente en el Caribe. El aumento de la financiación permite mejorar la competitividad de las empresas y el servicio a los clientes, generando empleo y crecimiento económico para el país», dijo James Scriven, Director Ejecutivo de IDB Invest.

Economía popular y solidaria en la actualidad latinoamericana

Una década después de la crisis financiera mundial de 2007-08, la mayoría de los bancos privados han cambiado muy poco. La mayoría sigue preocupada únicamente por maximizar sus beneficios, mientras que los objetivos sostenibles o sociales siguen estando supeditados a ello. Para los economistas convencionales, cualquier otra cosa sigue siendo un sueño imposible o lejano.
Pero hay esperanza para un tipo diferente de banco, uno que sea dirigido democráticamente y con principios sostenibles en su núcleo. El Banco Popular y de Desarrollo Comunal (BPDC), una cooperativa costarricense, ilustra una alternativa viable y deseable al banco privado medio. Aunque no está exento de desafíos, ofrece una serie de lecciones para el resto del mundo.
El Banco Popular fue creado en 1969 por el gobierno de Costa Rica para promover el desarrollo económico. El banco surgió de una tradición de solidaridad, y sigue reflejando eso hoy en día. Su misión es servir al bienestar social y sostenible de los costarricenses.
El BPDC es un banco cooperativo distintivo, de tipo público, que es propiedad de los trabajadores y está controlado por ellos. Cualquier trabajador que tenga una cuenta de ahorro durante más de un año tiene derecho a participar en ella. Combina funciones comerciales y de desarrollo con clientes que incluyen trabajadores, campesinos, micro, pequeñas y medianas empresas, así como asociaciones de desarrollo comunales, cooperativas y municipales.

Banco popular: catalizador del progreso social y económico

Las acciones del Banco Popular se han desplomado en los mercados de valores ante el anuncio de una ampliación de capital, y el pánico -como no podía ser menos- se ha apoderado de muchos inversores que se dan cuenta de que ya están perdiendo mucho dinero en sus posiciones abiertas en esta entidad financiera. La pregunta que algunos de ellos se plantean ahora es qué deben hacer con sus acciones, mantenerlas o, por el contrario, venderlas al mercado aún a costa de perder una buena parte de su patrimonio invertido.
Tampoco faltan en este escenario, inversores con un perfil más especulativo que están pendientes de su evolución por si se plantean una toma de posiciones ante los bajos precios que presenta la entidad financiera presidida por Ángel Ron. Difícil dilema, en cualquier caso, para estos inversores que están muy pendientes de todo lo que ocurre en este valor de la renta variable. Y aunque pueda dar lugar a mayores movimientos bruscos, en un sentido o en otro.
Para empezar, nada más que indicar que sus acciones se han depreciado nada menos que algo más del 30% en unas pocas sesiones de cotización. Pocas veces se ha visto un movimiento tan a la baja, especialmente con uno de los grandes pesos específicos de la bolsa española. Se ha desarrollado con tremenda virulencia, y en algunos casos considerado desproporcionado por ciertos expertos en los mercados financieros.