Actividades para el periodo de adaptacion

Cómo adaptar una actividad de terapia ocupacional

Muchos cuidadores trabajan con niños con discapacidades o necesidades especiales. Recuerda que los niños con necesidades especiales son, ante todo, niños, y tienen más similitudes que diferencias con los niños sin discapacidades. Cada niño tiene una personalidad única y unas habilidades especiales. Mantén tu enfoque principal en las fortalezas y habilidades de cada niño mientras trabajas para hacer modificaciones y ajustes.
Cada niño es diferente y cada retraso o discapacidad requerirá modificaciones diferentes. Los proveedores de servicios de guardería deben reunir toda la información que puedan sobre el niño y la discapacidad, y conocer las modificaciones típicas que pueden hacerse. Los padres del niño y los profesionales que trabajan con él pueden ser un gran recurso. No tengas miedo de preguntar o hacer sugerencias.
Los siguientes enlaces pueden ofrecerle información específica sobre la adaptación del entorno de la guardería para satisfacer las necesidades de los niños con determinados tipos de discapacidad. Cuando lea esta información, recuerde que cada niño y cada discapacidad son diferentes.

Explicar cómo adaptar los recursos y enfoques para proporcionar apoyo adicional

Uno de los factores más importantes para el éxito de la inclusión en las actividades deportivas es la adaptación de las cosas a las necesidades de cada participante. En particular, esto se aplica a la discapacidad, donde se aplican adaptaciones para que la participación en las actividades o el desarrollo de habilidades basadas en el deporte puedan producirse de forma efectiva.
Aquí es donde puede resultar útil disponer de un proceso sencillo y repetible. Los entrenadores, los directores de actividades, los planificadores de programas y los administradores pueden beneficiarse de tener un método para realizar las adaptaciones y modificaciones adecuadas en las actividades deportivas. Esto puede extenderse incluso a los especialistas en adquisición de habilidades, como se verá cuando exploremos el modelo SEMA más adelante. Además de los métodos de adaptación que vamos a explorar, es importante pensar en el abanico de opciones que están disponibles, para ello podemos aplicar lo que se llama el Espectro de la Inclusión. Por lo tanto, es muy recomendable consultar este post y aplicar estos conceptos en conjunto.
Aquí trataremos cuatro métodos diferentes. Cada método varía en complejidad, pero todos tienen como objetivo lograr el mismo resultado, que es asegurarse de que todos los participantes puedan involucrarse y sobresalir en sus actividades de una manera significativa que es a la vez divertida y desafiante, independientemente de la capacidad o deficiencia. Como verás, cada método identifica los aspectos clave que pueden cambiarse tanto en la planificación como en la realización de las actividades, ya sean habilidades específicas, sesiones de entrenamiento general, juegos u otras actividades de ocio activo.

Ejemplos de adaptación de materiales

Durante el primer año de vida de un niño, éste crea un vínculo primario con los miembros más cercanos de la familia (normalmente la madre y el padre). La relación con un adulto cercano da al niño una sensación de seguridad, le permite emprender nuevas tareas y asumir riesgos. Esto significa que para que un niño pueda abrirse a los contactos sociales y a nuevas personas, debe tener las condiciones y el tiempo adecuados para construir un vínculo secundario: el apego a un cuidador.
Es imposible predecir de antemano el tiempo que tardará un niño en adaptarse a un entorno de EAPI. Por término medio, tarda unas dos semanas. Pero puede ocurrir que el niño diga «adiós» a su madre al tercer día y se quede de buen grado en el grupo. También puede ocurrir que, al cabo de tres semanas, el niño tenga que estar acompañado por uno de sus padres. Depende del temperamento del niño, de su experiencia con situaciones nuevas, del tipo de relación con los padres, de la sensibilidad y competencia de los cuidadores y del grupo de niños del que forme parte. [1,2].

Ejemplos de actividades de adaptación

El proceso de adaptación al entorno escolar representa la primera vez que el niño se ajusta a nuevas condiciones sociales, y puede ocurrir a diferentes edades, según el contexto de cada familia. La novedad suele traer inseguridad incluso a los adultos, y siendo conscientes de ello, sabemos que este proceso es intenso en la educación preescolar, y tiene derecho a una mirada cuidadosa, sensible y atenta a la individualidad.
El primer día del niño en Puzzle está muy bien pensado, para que se sienta acogido desde el contacto inicial con el adulto responsable de este proceso. En este primer momento, siempre pedimos la presencia de un familiar o cuidador, para que el niño pueda afrontar este nuevo entorno cerca de alguien en quien pueda confiar.
El período de adaptación en la escuela es el momento en que el niño comienza a acostumbrarse al ambiente escolar, conociendo los juegos y reconociendo a los adultos responsables de este proceso, así como a los compañeros. Cabe destacar que no existe un plazo para este período, ya que ningún niño es igual a otro. Trabajamos diariamente en este proceso, evaluando los avances de cada nuevo niño.