Hiperbole definicion y ejemplos

Predispuesto…

La hipérbole es una figura retórica en la que un autor o un orador exagera de forma deliberada y evidente hasta el extremo. Se utiliza para enfatizar o como forma de hacer una descripción más creativa y humorística. Es importante señalar que la hipérbole no debe tomarse literalmente; el público sabe que es una exageración.
En este ejemplo, el orador afirma que una maleta pesaba una tonelada: ¡dos mil libras! Por supuesto, esto no significa que la maleta pesara literalmente una tonelada. El hablante está utilizando la hipérbole para enfatizar que la maleta se siente muy pesada.
Este ejemplo, al igual que «¡No te he visto en un millón de años!», sirve para enfatizar lo largo que se siente un periodo de tiempo.    A veces, sobre todo en la escuela, parece que el tiempo se ha ralentizado y que las vacaciones nunca llegarán. Sabemos que esto no es cierto, pero utilizamos la hipérbole para comunicar lo que nos parecen las cosas.
La hipérbole se utiliza a menudo en el discurso cotidiano. Por ejemplo, al ver a tu amigo después de una larga ausencia, puedes decir: «¡No te he visto en un millón de años!». Tanto tú como tu amigo sabéis que esto no es literalmente así. En este caso, la hipérbole se utiliza para enfatizar el tiempo que ha pasado desde la última vez que viste a tu amigo. Utiliza la exageración para enfatizar una determinada característica de algo, y especialmente cómo se siente. La hipérbole puede utilizarse para comunicar todo tipo de sentimientos y divertir o sorprender a la gente con la creatividad de una descripción.

Ejemplos de ironía

Kurt Vonnegut utiliza con frecuencia la hipérbole en sus novelas, tanto para conseguir un efecto dramático como cómico. En este ejemplo de Matadero-Cinco, Billy Pilgrim sale de un matadero subterráneo donde ha estado prisionero de los alemanes durante el mortífero bombardeo de Dresde de la Segunda Guerra Mundial: Había una tormenta de fuego ahí fuera. Dresde era una gran llama. La única llama se comía todo lo orgánico, todo lo que podía arder. No era seguro salir del refugio hasta el mediodía del día siguiente. Cuando los americanos y sus guardias salieron, el cielo estaba negro de humo. El sol era una pequeña cabeza de alfiler enojada. Dresde era como la luna ahora, nada más que minerales. Las piedras estaban calientes. Todos los demás en el barrio estaban muertos. El lenguaje hiperbólico de Vonnegut, especialmente su descripción de Dresde como «una gran llama», le ayuda a transmitir la enorme devastación que dejaron las bombas. También lo hace su afirmación de que «el cielo estaba negro de humo». Aunque es probable que el humo de las bombas oscureciera el cielo, es improbable que el cielo estuviera completamente negro de humo. La hipérbole en La cuna del gato de Kurt Vonnegut

Anáfora

¿Cuál es la definición de hipérbole? Una hipérbole es un tipo de lenguaje figurado. Por lo tanto, una hipérbole no debe tomarse literalmente. Una hipérbole es una exageración que exagera una condición particular para enfatizarla.
Las hipérboles se utilizan en el habla y la escritura para conseguir un efecto. El embellecimiento que crea una hipérbole hace que se preste especial atención a ese pensamiento o idea. Las hipérboles no están pensadas para ser tomadas literalmente, sino para destacar y crear énfasis.
Sin embargo, las hipérboles deben utilizarse con moderación en la escritura y el discurso. La razón es que la intención es llamar la atención sobre un concepto concreto. Si se usan excesivamente las hipérboles, se produce una situación de «niño que gritó lobo» y la hipérbole pierde su efecto.
Aquí, Twain utiliza la hipérbole para explicar un estado del ser. En este fragmento, el hablante se sentía increíblemente impotente y con los nervios a flor de piel. Los ojos del hablante no se le salían literalmente, pero Twain utiliza la hipérbole para comunicar lo impotente que era el estado del hablante.
Está claro que ninguna de estas cosas ocurrió realmente y que esta afirmación no debe tomarse literalmente. En este caso, la hipérbole se utiliza para lograr un efecto cómico y para comunicar que el invierno fue especialmente frío.

Repetición

La hipérbole (/haɪˈpɜːrbəli/, escuchar) (forma adjetiva hiperbólica, escuchar) es el uso de la exageración como recurso retórico o figura retórica. En retórica, también se conoce a veces como auxesis (literalmente ‘crecimiento’). En poesía y oratoria, enfatiza, evoca sentimientos fuertes y crea impresiones fuertes. Como figura retórica, normalmente no debe tomarse literalmente[1][2].
La hipérbole se utiliza a menudo para enfatizar o crear un efecto. En el habla casual, funciona como un intensificador:[5][6] decir «la bolsa pesaba una tonelada»[7] significa simplemente que la bolsa era extremadamente pesada[8] El recurso retórico puede usarse para efectos serios o irónicos o cómicos[9] Entender la hipérbole y su uso en el contexto puede ayudar a entender el punto del orador. La hipérbole generalmente transmite sentimientos o emociones del orador, o de aquellos de los que habla. Puede utilizarse en forma de humor, excitación, angustia y muchas otras emociones, todo ello dependiendo del contexto en el que el orador la utilice[10].
La hipérbole es una de las formas más reconocidas y utilizadas del lenguaje figurado en la vida cotidiana. Se utiliza mucho en la publicidad y el entretenimiento. Los publicistas utilizan la hipérbole para exagerar las ventajas de los productos y aumentar las ventas. La hipérbole repetitiva se utiliza en las relaciones públicas para aumentar la popularidad de una persona o un producto. También se utiliza en la propaganda, lo que le da una mala reputación[cita requerida].