Musica creative commons uso comercial

Ambiment

Puedes tener el mejor producto del mundo, la mejor aplicación de la historia o el tema de WordPress más bonito, pero si no muestras tu trabajo, nunca conseguirás nada. Un presupuesto ajustado no debería ser una excusa. Hay algunos esfuerzos de marketing que no puedes ignorar. Uno de los canales de promoción más eficaces es el contenido en vídeo.
¿Conoces el dicho «Una imagen vale más que mil palabras»? Entonces, ¿cuánto vale un vídeo de tres minutos? Tres minutos de metraje multiplicados por 25 fotogramas por segundo multiplicados por 1.000 es igual a… mucho. Saque usted las cuentas.
El contenido de vídeo se está apoderando de la web. En 2019, el contenido de vídeo representará el 80% del tráfico global de Internet. Más del 64% de los consumidores compran un producto después de ver un vídeo. Se dedican mil millones de horas diarias a YouTube. Apple ha revisado su App Store de macOS para incluir contenidos de vídeo en las presentaciones de las aplicaciones. Estos son los titulares que se ven cada día en la web. ¿Ves una tendencia?
No hay una receta para el contenido de vídeo perfecto. Depende de lo que quieras conseguir, del tipo de contenido de vídeo que quieras crear o de cuál sea tu público objetivo. Sin embargo, la mayoría de los vídeos tienen algo en común. Tanto si estás creando un vídeo de demostración, un tutorial o una presentación, necesitas música.

El rock feliz

La música desempeña un papel importante a la hora de ayudar a los realizadores a crear vídeos de éxito que el público quiera ver, pero ¿dónde se pueden encontrar descargas de música excelentes y libres de derechos que te ayuden a ganar dinero con tus vídeos? La licencia Creative Commons (CC) permite a los artistas ofrecer sus canciones y música para su uso por el público, pero navegar por la CC puede ser complicado. Algunas licencias de Creative Commons no permiten a los realizadores utilizar la música con fines comerciales.
¿Qué implica el uso comercial? ¿Qué ocurre si tu vídeo es un simple tutorial de maquillaje (no comercial), pero obtienes ingresos por los anuncios de YouTube? ¿Y si ofreces un vídeo de seminario web útil, pero al final anuncias tu libro? ¿Son estos usos comerciales? Vamos a dar un paseo por Creative Commons para saber más sobre su estructura de licencias, y luego exploraremos qué comprende y qué no comprende el uso comercial de la música para los vídeos de YouTube o cualquier otro vídeo que quieras publicar en las redes sociales o en tu propio sitio web.
Todo esto puede parecer árido y confuso, pero para la mayoría de los cineastas, las cuatro licencias en las que más deberían fijarse son: CC BY, CC BY-SA, CC BY-NC y CC BY-NC-SA. Si no quieres que otras personas puedan utilizar partes de tu vídeo en su propio trabajo, entonces puedes ignorar la CC BY-SA y la CC BY-NC-SA. De este modo, sólo quedan la licencia de atribución (CC BY) y la licencia de atribución no comercial (CC BY-NC).

Licencia creative commons

Una de las mejores cosas de Internet es que puedes encontrar un montón de recursos creativos gratuitos. Al igual que otras cosas útiles, hay un montón de música en una serie de sitios web que puedes descargar y utilizar de forma gratuita.
CCTrax incluye la mayoría de las canciones subidas en la sección de música libre de derechos y las ofrece gratuitamente. La característica más impresionante es que puedes descargar una pista individual o un álbum completo sin necesidad de iniciar sesión en este sitio.
Audio Archive es un sitio fantástico con una colección muy variada, con música nueva y antigua libre de derechos cargada por su comunidad. Las canciones están disponibles en múltiples formatos como MP3, OGG, M3U, etc., como pistas de audio de alta calidad.
Mobygratis ofrece una amplia base de datos de pistas musicales libres de derechos, producidas por artistas independientes y realizadores sin ánimo de lucro. El sitio cuenta con más de 150 discos originales, lo que constituye un gran recurso musical para cualquier proyecto.
Canton Becker incluye bandas sonoras libres de derechos de calidad profesional, que se pueden descargar en formatos de alta calidad. Puedes escuchar esta música y las remezclas o utilizarlas como bucles de fondo para crear videojuegos y películas.

Ver más

La música desempeña un papel importante a la hora de ayudar a los cineastas a crear vídeos de éxito que el público quiera ver, pero ¿dónde se pueden encontrar excelentes descargas de música libre de derechos que te ayuden a ganar dinero con tus vídeos? La licencia Creative Commons (CC) permite a los artistas ofrecer sus canciones y música para su uso por el público, pero navegar por la CC puede ser complicado. Algunas licencias de Creative Commons no permiten a los realizadores utilizar la música con fines comerciales.
¿Qué implica el uso comercial? ¿Qué ocurre si tu vídeo es un simple tutorial de maquillaje (no comercial), pero obtienes ingresos por los anuncios de YouTube? ¿Y si ofreces un vídeo de seminario web útil, pero al final anuncias tu libro? ¿Son estos usos comerciales? Vamos a dar un paseo por Creative Commons para saber más sobre su estructura de licencias, y luego exploraremos qué comprende y qué no comprende el uso comercial de la música para los vídeos de YouTube o cualquier otro vídeo que quieras publicar en las redes sociales o en tu propio sitio web.
Todo esto puede parecer árido y confuso, pero para la mayoría de los cineastas, las cuatro licencias en las que más deberían fijarse son: CC BY, CC BY-SA, CC BY-NC y CC BY-NC-SA. Si no quieres que otras personas puedan utilizar partes de tu vídeo en su propio trabajo, entonces puedes ignorar la CC BY-SA y la CC BY-NC-SA. De este modo, sólo quedan la licencia de atribución (CC BY) y la licencia de atribución no comercial (CC BY-NC).