Tecnicas de aprendizaje cooperativo

Práctica distribuida

Algunos niños experimentan más desafíos que otros cuando entran en un entorno escolar. Se han desarrollado estrategias de aprendizaje cooperativo para ayudar a los niños a superar las barreras educativas mediante la mejora de las habilidades en su aprendizaje socio-emocional (Mitchell, 2008). El aprendizaje cooperativo, que incluye el juego y las actividades, es una estrategia de intervención de las mejores prácticas para mejorar el compromiso y la accesibilidad a los objetivos académicos para beneficiarles más adelante en la vida (Mitchell, 2008).
El aprendizaje cooperativo comprende experiencias de aprendizaje académico y social dentro del aula, en las que se enseña a los alumnos a completar tareas como grupo colectivo hacia un objetivo común. Se dice que el aprendizaje cooperativo promueve relaciones interpersonales positivas, produce motivación para aprender y mejora la autoestima (Creighton y Szymkowiak, 2014). Apoyan los resultados sociales positivos, incluidas las relaciones intergrupales positivas y la capacidad de trabajar en colaboración con otros como un equipo (Horner, Carr, Strain, Todd y Reed, 2002).
Mantener la competencia social permite a los alumnos lograr un equilibrio entre la satisfacción de sus propias necesidades y el mantenimiento de relaciones positivas con los demás. El aprendizaje de comportamientos cooperativos permite a los estudiantes negociar con los demás, tener estrategias creativas de resolución de problemas y valorar a cada persona dentro del grupo (Creighton & Szymkowiak, 2014).

Clase invertida (flipped classroom)

Este artículo tiene un estilo de citación poco claro. Las referencias utilizadas podrían ser más claras con un estilo de citación y notas a pie de página diferente o coherente. (Abril 2011) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
La neutralidad de este artículo es discutida. La discusión pertinente puede encontrarse en la página de discusión. Por favor, no elimine este mensaje hasta que se cumplan las condiciones para hacerlo. (Agosto de 2013) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
El aprendizaje cooperativo es un enfoque educativo que pretende organizar las actividades del aula en experiencias de aprendizaje académico y social. El aprendizaje cooperativo es mucho más que la mera organización de los alumnos en grupos, y se ha descrito como una «estructuración de la interdependencia positiva»[2][3] Los alumnos deben trabajar en grupos para completar las tareas de forma colectiva en pos de los objetivos académicos. A diferencia del aprendizaje individual, que puede ser de naturaleza competitiva, los alumnos que aprenden de forma cooperativa pueden aprovechar los recursos y habilidades de los demás (pedir información a los demás, evaluar las ideas de los demás, supervisar el trabajo de los demás, etc.)[4][5] Además, el papel del profesor pasa de dar información a facilitar el aprendizaje de los alumnos[6][7] Todos tienen éxito cuando el grupo tiene éxito. Ross y Smyth (1995) describen las tareas de aprendizaje cooperativo que tienen éxito como intelectualmente exigentes, creativas, abiertas y que implican tareas de pensamiento de orden superior[8] El aprendizaje cooperativo también se ha relacionado con el aumento de los niveles de satisfacción de los alumnos[9].

Técnicas de aprendizaje cooperativo slideshare

Este artículo tiene un estilo de citación poco claro. Las referencias utilizadas podrían ser más claras con un estilo de citación y de notas a pie de página diferente o coherente. (Abril 2011) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
La neutralidad de este artículo es discutida. La discusión pertinente puede encontrarse en la página de discusión. Por favor, no elimine este mensaje hasta que se cumplan las condiciones para hacerlo. (Agosto de 2013) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
El aprendizaje cooperativo es un enfoque educativo que pretende organizar las actividades del aula en experiencias de aprendizaje académico y social. El aprendizaje cooperativo es mucho más que la mera organización de los alumnos en grupos, y se ha descrito como una «estructuración de la interdependencia positiva»[2][3] Los alumnos deben trabajar en grupos para completar las tareas de forma colectiva en pos de los objetivos académicos. A diferencia del aprendizaje individual, que puede ser de naturaleza competitiva, los alumnos que aprenden de forma cooperativa pueden aprovechar los recursos y habilidades de los demás (pedir información a los demás, evaluar las ideas de los demás, supervisar el trabajo de los demás, etc.)[4][5] Además, el papel del profesor pasa de dar información a facilitar el aprendizaje de los alumnos[6][7] Todos tienen éxito cuando el grupo tiene éxito. Ross y Smyth (1995) describen las tareas de aprendizaje cooperativo que tienen éxito como intelectualmente exigentes, creativas, abiertas y que implican tareas de pensamiento de orden superior[8] El aprendizaje cooperativo también se ha relacionado con el aumento de los niveles de satisfacción de los alumnos[9].

Educación cooperativa

Este artículo tiene un estilo de citación poco claro. Las referencias utilizadas podrían ser más claras con un estilo de citación y notas a pie de página diferente o coherente. (Abril 2011) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
La neutralidad de este artículo es discutida. La discusión pertinente puede encontrarse en la página de discusión. Por favor, no elimine este mensaje hasta que se cumplan las condiciones para hacerlo. (Agosto de 2013) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
El aprendizaje cooperativo es un enfoque educativo que pretende organizar las actividades del aula en experiencias de aprendizaje académico y social. El aprendizaje cooperativo es mucho más que la mera organización de los alumnos en grupos, y se ha descrito como una «estructuración de la interdependencia positiva»[2][3] Los alumnos deben trabajar en grupos para completar las tareas de forma colectiva en pos de los objetivos académicos. A diferencia del aprendizaje individual, que puede ser de naturaleza competitiva, los alumnos que aprenden de forma cooperativa pueden aprovechar los recursos y habilidades de los demás (pedir información a los demás, evaluar las ideas de los demás, supervisar el trabajo de los demás, etc.)[4][5] Además, el papel del profesor pasa de dar información a facilitar el aprendizaje de los alumnos[6][7] Todos tienen éxito cuando el grupo tiene éxito. Ross y Smyth (1995) describen las tareas de aprendizaje cooperativo que tienen éxito como intelectualmente exigentes, creativas, abiertas y que implican tareas de pensamiento de orden superior[8] El aprendizaje cooperativo también se ha relacionado con el aumento de los niveles de satisfacción de los alumnos[9].