Paginas alemanas de coches

Coches usados alemania

Comprar un coche usado tiene sentido en muchas situaciones, la depreciación del valor del vehículo nuevo es enorme. Puede considerar la posibilidad de comprar un coche usado en Alemania para utilizarlo dentro del país o para exportarlo, ambas cosas funcionan.
Al comprar un coche usado, puede ahorrar bastante dinero. Al final, el propietario original paga el precio de la fuerte depreciación durante los primeros años. Entonces, ¿dónde puede un extranjero comprar un coche usado en Alemania?
Tal vez se haya mudado a Alemania y haya decidido comprar un vehículo o quiera adquirir uno para exportar, en ambos casos hay que saber dónde buscarlo. En este artículo, hemos elegido las mejores plataformas online para comprar un coche usado en Alemania, ya sea a un vendedor particular o a un concesionario.
Si tu presupuesto es muy ajustado y tienes muchas ganas de ese coche, puedes financiar un vehículo en Alemania. Sólo tienes que solicitar un préstamo online con Auxmoney, dan préstamos a extranjeros y tienen unos requisitos mínimos.
Sin embargo, no puedes comprar un coche directamente a través de la web, sino que te dirigirán a los concesionarios y vendedores. Allí podrás encontrar coches tanto de vendedores particulares como de concesionarios, e incluso proveedores de financiación y seguros, para que puedas financiar y asegurar tu coche al instante.

Volkswagen golf

La compra de un coche usado en Alemania suele comenzar con la búsqueda en Internet. Los dos portales de compraventa de coches usados más populares son mobile.de y autoscout24.de. Ambos te permiten buscar por código postal, marca, modelo, año de matriculación, kilometraje y otros criterios habituales. Así que ya has acotado tu búsqueda. Ahora empieza el verdadero trabajo.
También debe saber que el mercado alemán de coches usados no sólo atiende a los compradores nacionales, sino también a muchos de los países del este. Esto se debe al tamaño del mercado alemán, la variedad de vehículos disponibles y el nivel mecánico comparativamente bueno que se puede esperar al comprar un coche usado en Alemania.
No es raro ver a polacos, búlgaros y rumanos en la oficina de matriculación, registrando los coches que han comprado aquí para exportarlos. Si alguna vez has visto el nivel de las carreteras de muchos países de Europa del Este, es fácil ver por qué.
La legislación alemana establece que, durante los seis primeros meses, cualquier problema de este tipo se considerará una condición preexistente. Puedes pedir una indemnización, pero lo más probable es que tengas que recurrir a un abogado para conseguirlo.

Bayerische motoren werke ag

E & R Classic Cars compra y vende una amplia gama de coches clásicos alemanes y oldtimers. Somos uno de los mayores concesionarios de coches clásicos de los Países Bajos, especializados en coches alemanes.En E & R Classics encontrará marcas como: Mercedes, Porsche, Volkswagen y Opel.
Podemos asistirle perfectamente en la compra de un coche clásico. A pesar de la gran cantidad de coches clásicos alemanes en nuestra sala de exposición, es posible que no tengamos su coche deseado en stock. En ese caso, trabajaremos con usted para encontrar un coche clásico alemán adecuado, tanto en el interior como en el extranjero.

Comentarios

La experiencia de comprar un coche en Alemania puede ser a la vez emocionante y desalentadora. Puede ser emocionante porque hay un gran número de fabricantes entre los que elegir. Puede ser desalentadora porque los precios de los coches tienden a ser más altos y todo tiene que ser manejado en un idioma extraño. Pero anímese. En realidad no es muy diferente de comprar un coche en casa e incluso hay algunos fabricantes que ofrecen programas especiales diseñados pensando en los expatriados.
La decisión de comprar un coche nuevo o de segunda mano depende de sus circunstancias. ¿Cuánto tiempo va a estar aquí? ¿Cuánto dinero quiere gastar? ¿Cuántos kilómetros conduce? ¿Qué tipo de conducción haces (más de autopista que de ciudad)?
Hay muchas fuentes que te ayudarán a decidir qué coche quieres comprar, como los anuncios de televisión, los periódicos, las revistas de coches y las omnipresentes páginas de Internet. Independientemente de dónde obtenga la información, lo más probable es que acabe en un concesionario para cerrar el trato y salir con su nuevo juego de ruedas. En la sala de exposición suele haber alguien que hable inglés, y la legislación alemana prohíbe, en general, el regateo libre que es tan común en otros países. Así que, en teoría, lo que ves en la pegatina es lo que deberías pagar por el coche.